5 trucos para crear más contenidos en redes sociales en menos tiempo

Crear contenidos originales y de calidad para nuestras redes sociales es fundamental si queremos destacar con nuestra marca y conectar con nuestra audiencia.

Sin embargo, a menudo nos encontramos sin tiempo suficiente para crear todo este contenido. Hacer fotos para Instagram, subir stories, grabar y editar vídeos para YouTube, escribir buenos textos en todas las redes…  y, además, llevar adelante nuestro negocio.

¿Te parece imposible conseguirlo? En este artículo compartiré contigo cinco consejos que te ayudarán a crear más y mejores contenidos para tus redes sociales en menos tiempo.

Cómo crear un plan de contenidos que te ahorre cientos de horas

Llevo más de una década creando contenidos para redes sociales: primero como Community Manager en una agencia de relaciones públicas, después como responsable de contenidos digitales para los canales internacionales de Antena 3 y, finalmente, para mi propio negocio de consultoría.

Además, siempre he buscado la forma de ser más efectiva en todos mis trabajos. Eso me ha llevado a probar diferentes técnicas hasta diseñar mi propio método productivo.

La clave está en crear contenidos de forma ingeniosa, sabiendo reutilizarlos con diferente formato, e invirtiendo nuestro tiempo de manera inteligente.

Truco #1. Elige tu red social preferida

Olvídate de prestar la misma atención a todas tus redes sociales. Tienes que elegir cuál de ellas es tu favorita. Esto te permitirá centrarte mejor en los contenidos que creas, dedicarles más horas, analizar sus resultados y extrapolar tus conclusiones al resto de redes.

Por ejemplo, digamos que eliges Instagram. El tiempo que antes empleabas en actualizar todas tus redes, lo centrarás ahora en tomar mejores fotografías, editarlas en Photoshop y subirlas con unos buenos pies de foto. Ganarás seguidores, conectarás con ellos y tendrás más interacciones.

Al tener mayor volumen de resultados (me gusta, comentarios, compartidos, guardados…), podrás analizar mejor qué tipo de contenidos funcionan con tu audiencia, qué les gusta y cuál es el tono que mejor encaja con ellos.

Conforme vayas creciendo en Instagram, aprovecha para promocionar la siguiente red social que te interese potenciar (por ejemplo, YouTube).

Es un crecimiento progresivo que te ayudará a crear una marca sólida sin perder el tiempo de flor en flor (o de red en red).

Truco #2. Reutiliza tus contenidos

Cada red social es diferente y, por tanto, es importante que creemos contenidos específicos para cada una de ellas. Sin embargo, también debemos aprender a reutilizar los vídeos y fotografías que creamos.

Evita conectar todas tus redes sociales y publicar lo mismo a la vez en ellas. Es una práctica habitual pero totalmente desaconsejada. ¿Por qué? Por dos motivos:

  1. Si ya te siguen en Instagram, ¿para qué seguirte en Facebook o Twitter si les ofreces lo mismo? Evitas que tu comunidad se afiance.
  2. El formato es distinto: si subes una fotografía a Instagram, no se verá en Twitter y tampoco se leerá el texto completo. Lo estás desaprovechando.

¿Qué te recomiendo que hagas en cambio? Que lo subas manualmente adaptando la fotografía o el vídeo a cada una de las redes sociales.

Ganar tiempo jamás debería estar reñido con ofrecer contenido de calidad. En serio: para hacerlo mal, mejor ni estar en esa red social.

Si quieres promocionar un vídeo que has subido a tu canal de YouTube, aprovecha la miniatura que has creado o, incluso, crea un teaser reutilizando los 30 primeros segundos del vídeo y redirigiendo a YouTube para terminar de verlo. El tiempo que te llevará es mínimo y tu comunidad te lo agradecerá.

Truco #3. Cambia el contexto de tus fotografías y vídeos

Otra forma de reutilizar de manera inteligente los contenidos que creamos para nuestras redes sociales es cambiar el contexto de los mismos.

¿Y eso cómo lo hacemos? Te lo voy a explicar con algunos ejemplos:

  • Si tomas una fotografía para Instagram, súbela otro día a Twitter o Facebook con un copy distinto, quizás más corto. La primera vez puedes usar la foto de un amanecer para contar una historia sobre cómo te inspiran las mañanas. Cuando la reutilices, simplemente aprovecha para dar los buenos días y desear una feliz semana.
  • Convierte un vídeo de YouTube en un nuevo podcast añadiendo simplemente una introducción y un final diferentes.
  • Transforma el copy de esa foto que funcionó tan bien en tu Instagram en un nuevo vídeo para IGTV o YouTube. Ya tienes el guión escrito, solo tienes que grabarte.

Aquí lo importante es que optes por  de aprovechar aquellos contenidos que mejor han funcionado entre tu audiencia. Aquello que se viralizó una vez, volverá funcionar en un contexto distinto.

Truco #4. Crea tus propias plantillas para redes sociales

El uso de plantillas siempre es útil a la hora de ahorrar tiempo.

Aquí te recomiendo que crees las tuyas para, así, diferenciarte de tus competidores. Si utilizas las mismas plantillas que los demás, confundirás a tu audiencia (no sabrá quién es quién). Créeme, es una inversión inicial de tiempo que merecerá la pena.

¿Qué tipo de plantillas puedes crear? Te dejo algunas ideas:

  1. Frases en Instagram. Las citas célebres e inspiradoras siempre tienen éxito en esta red social. Crea una plantilla en Canva o Photoshop y úsala siempre. Proporcionarás armonía visual a tu grid y solo tendrás que cambiar la frase y el autor en cada ocasión. Puedes diseñar otras plantillas si lo necesitas (para compartir artículos de tu blog, por ejemplo).
  2. Guiones para IGTV o YouTube. Incluso si prefieres hablar a cámara sin guión, crear una plantilla con la estructura que seguirás siempre te servirá para mantener la coherencia y transmitir profesionalidad a tus seguidores. Un ejemplo sería: introducción con gancho, llamada para que se suscriban, contenidos, pregunta final y despedida.
  3. Textos de tus redes sociales. Puedes dejarte redactada la fórmula que seguirás para los copys de tus pies de foto en Instagram o Facebook. Por ejemplo, puedes optar por empezar con una pregunta, seguir con un párrafo, incorporar algunas viñetas (o bullets points) y terminar con una llamada a la acción. Incluye los emojis que usas con más frecuencia, así no tendrás ni que buscarlos. Solo tendrás que copiar la plantilla e ir escribiendo sobre ella. Aún mejor si tienes varias opciones entre las que elegir 😉

Se trata de que encuentres qué tipo de estructuras o contenidos repites, que los conviertas en una plantilla y que las tengas siempre a mano. Así te costará menos escribir tus textos o diseñar tus imágenes.

Truco #5. Crea contenidos en bloques

He dejado para el final mi consejo favorito de todos: crear nuestro contenido en bloques.

En mis mentorías me suelo encontrar con personas que improvisan los contenidos que suben a sus redes sociales. Como consecuencia, están todos los días pendientes de ellas. Así que uno de mis primeras indicaciones suele ser este truco.

Consiste en reservarnos una mañana o una tarde para crear varios contenidos del mismo tipo, como por ejemplo los vídeos para nuestro canal de YouTube. De esta forma, aprovechamos que nos preparamos para grabar, iluminamos el set y colocamos la cámara para generar los contenidos de varios días.

Funciona también cuando tomes fotografías para Instagram e, incluso, para programar todos los contenidos de una vez. Tendrás tu mente centrada en esta tarea y el tiempo que emplees te cundirá mejor.

Y ahora cuéntame, ¿cuáles son tus consejos para ahorrar tiempo al crear contenidos para tus redes sociales?

Por Lucía Jiménez Vida

Escribe una respuesta o comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.