De idea a Startup, cómo dar el primer paso

¿Tienes una idea? Te contamos cómo hacerla rentable.

Muchas veces vemos noticias como las del tipo “La startup Rappi se ha convertido en el nuevo unicornio de Latinoamérica” y nos preguntamos ¡¿cómo lo hacen?!

Pues bien, aquí tocaremos algunos de los hitos por los que atraviesa una idea hasta convertirse en una empresa exitosa. Pero empecemos por el principio:

¿Qué es una Startup? También llamadas empresa emergente, compañía emergente, compañía de arranque, compañía incipiente es un grupo de personas en el marco de una organización (a veces un poco desorganizada en la práctica) con versatilidad y flexibilidad para el cambio.

Este tipo de organización se encarga de desarrollar productos o servicios, innovadores y orientados al cliente.

Son empresas que buscan arrancar, emprender o montar un nuevo negocio. Se trata de ideas de negocios que están empezando o están en construcción, por lo general de base tecnológica, y de capital-riesgo. Suelen operar con bajos recursos pero ganancias que crecen en forma exponencial, aprovechando las posibilidades que brinda Internet y sus diversas plataformas. Innovan desde el por qué lo hacen, hasta el cómo lo hacen.

Tengo una idea, ¿Cómo se empieza?

Aunque no lo creas, todo puede empezar con una presentación Power Point. Pero vas a necesitar un poco más que eso, ya que deberás contar con un plan de negocio, buscar mentores y ponerte en contacto con otros emprendedores, asistir a eventos y armarte de una serie de contactos. Éstos te proveerán de la información necesaria para moverte en este mundo.

Aún si eres empleado pero te tracciona el emprendedor interno, seguro tienes una idea y la has desarrollado muy bien. Es probable que alguien le vea potencial, decida conocer más y se acerque a tí. Otra opción es que esto se de en tu propio trabajo, cambien tu puesto y te asignen un programador para llevar a cabo tu proyecto.

Luego empiezas a trabajar con Focus Group ( para conocer opiniones o actitudes de un público), se suma una persona encargada de diseño y usabilidad, y cuando menos lo esperabas aparecen los ángeles.

¿Ángeles?

Sí, así se llaman a aquellos con capital monetario e inteligente, con inversiones no necesariamente muy altas. Estas personas que confían en tí y deciden poner dinero en tu idea. También se los conoce con las 3 F: family, friends and fools (familia, amigos y tontos).

Los inversores ángeles apuestan pequeñas inversiones en varias compañías start-up, confiando en que existe una posibilidad bastante alta de que alguno de los negocios invertidos pueda escalar exponencialmente. Además, se va creando un vínculo fecundo entre el emprendedor y el inversionista, basado en la confianza entre ambos.

¿Capital monetario o capital inteligente?

Un fondo puede aportar sólo un monto de dinero, o poner además la inteligencia, los conocimientos, contactos, asesoramiento, control, guía, capacitación, etc. a disposición de la empresa que recibe el dinero.

Con este primer dinero, podrás pagar mejor los sueldos, y contratar un área de marketing. Pero siempre cuidando el dinero, ya que probablemente seas el gerente y el comercial a la vez, y quien es diseñador también resuelva consultas y sea recepcionista.

El lugar, un punto que plantea múltiples posibilidades, ya que podemos partir de tener nuestra oficina en cualquier lugar del mundo, como nuestro propio hogar, dada la necesidad del ahorro la prioridad en el proyecto. Además, existen las incubadoras, aceleradoras, espacios de coworking, centros de negocios, todos ellos de iniciativa privada como pública.

¿Qué más podría pasar? Empiezas a armar el branding de tu producto, pones una página web, abres las cuentas en redes sociales, generas videos tutoriales y esta visibilidad atrae a un inversor acaudalado que se interesa en tu proyecto. Llevas la noticia y los ángeles se ponen celosos, y deciden invertir aún más para reservar el lugar: llega el capital semilla. Éste capital ya es distinto porque tienes un producto armado y desarrollado, ya no es ángel, y además se da en la etapa temprana de la empresa en la que los inversores se hacen de una parte del negocio. Así es como pasas a constituir tu empresa, y hacer todo el papeleo legal, registro de la marca, etc.

Luego viene un momento llamado de co-creación, en el que al mejor estilo de venta vas buscando empresas que prueben tu solución, sin pagar, pero a cambio de hacerte el feedback superador para perfeccionar tu desarrollo. Buscas el mercado, lo validas, lo redefines y empiezas a ajustar el precio, pero los problemas empiezan a aparecer: estas fuera del time to market, eres demasiado innovador. Tranquilo, un tropezón no es caída. Es tiempo de reestructurar, reducir el equipo técnico y ampliar el comercial y redefinir el modelo y la estrategia.

Wow! Ya han pasado dos años, empiezas a generar dinero de forma genuina y te alejas del punto de equilibrio: el monto invertido empieza a bajar y el de ingresos empieza a subir, cubriendo los gastos.

Bien! Ya estamos listos para un nuevo paso, buscaremos impulsar el negocio. Esto se logra de la mano de programas y aceleradoras que ofrecen diferentes países y sus gobiernos.

¿Qué es una aceleradora? Quizás te suene el nombre de Startup Chile, Startup México o Rising Startup Spain. Ellos te ofrecen un monto de dinero y soft landing (aterrizaje suave): te proveen de abogados y contadores, mentorías y capacitaciones, una infraestructura, oficinas, contactos, como todo lo necesario para impulsar tus ventas y posicionamiento en el mercado.

Una vez ya dentro de estos programas, podrás pasar a la siguiente ronda de inversión, en la que buscas un monto para impulsarte, empiezas a tocar puertas y a juntar interesados hasta que reúnes los necesarios para el monto que te interesa. Atención! Un fondo dirá que tu empresa vale 5 millones, otro dirá que vale 2, otro dirá que vale 3 y será un nuevo problema. Pero lo solucionaras.

Cuidado! Ahora es el contexto internacional (eventos como el Brexit, devaluación de la moneda, etc) el que mueve sus hilos y quita del mercado la liquidez de dólares, reduciendo 5 veces lo que habías conseguido. Pero así es una startup, los giros son constantes, así que deberás re-acomodarte y seguir adelante.

¿Qué oportunidades aprovechar? Estar en constante movimiento te permitirá acceder a información que se transformará en oportunidades para reducir gastos y maximizar resultados. Aquí algunos ejemplos:

*Programas sociales como el caso de Argentina, de la Secretaría de Equidad y Promoción del Empleo de la Pcia de Córdoba: Programa Primer Paso, la que dispone de un monto de dinero para una persona desempleada, por 20 horas semanales a desarrollar en empresas adheridas.

*También las conocidas prácticas profesionales, sean con o sin vinculación laboral con la empresa, siendo a veces remunerado y otras veces no.

*Personal free lance, por temporadas, por horas, para proyectos pequeños y con plazos.

*Herramientas gratuitas, tales como la mayoría de lo que ofrece Google, aplicaciones de social media, envíos de mailings, agenda de calendario de reuniones, con versiones free, entre otras.

*Incubadoras o aceleradoras de empresas.

*Trabajo remoto: tener personas en diferentes partes del globo, conectados y trabajando en forma remota sin necesidad de compartir oficina.
En paralelo, deberás irás reforzando diferentes puntos para consolidar la expansión de tu empresa.

Te puede interesar: Como conversan las diferentes generaciones en Redes sociales

¿Cómo fortalecer las relaciones y expansión? Buscarás alianzas con cámaras empresarias, federaciones, agrupaciones, etc. buscando la conquista de mercados prometedores que a estas alturas conocerás por la experiencia, o por la de tus contactos. Así llegarán las posibilidades de tener exclusividad con un país si tu mercado es Latam, dejando la operación de ese país a cargo de una sola empresa con una facturación abultada.

¿Conviene la Constitución de empresa en EE.UU? La respuesta es “depende”, pero ¿de qué? Del momento que atraviese tu empresa, de exigencias de un inversor, del estado de maduración y la solidez financiera que posea para costear las gestiones. Además, dependerá de los objetivos, ya que si tu nicho se encuentra en Latam, no tendrá sentido. En caso de que sea tu situación, te dará un mejor prestigio y llegará la necesidad de centralizar la facturación, por lo que deberás crear una subsidiaria.
¿Que es una subsidiaria? Supongamos que tienes una empresa constituida en EE.UU, otra en Chile y otra en Colombia. En Estados Unidos creas una paralela que centralizará la facturación para las demás sedes pero también recibirá todos los posibles problemas, dejando libres de conflictos las demás centrales, incluyendo la principal (donde se encuentran las acciones y los socios).

Dibujemos el camino hacia el final y pensemos en que estamos listos para el exit, la salida.

El Exit: es el momento cúlmine del proceso, en el que se entiende que se ha logrado un nivel de rentabilidad interesante para que la empresa pase a la bolsa de valores o dejar de existir como entidad independiente vía una fusión o una adquisición.

Para cerrar te dejo algunas startups exitosas: Ya.com, Privalia, eresMAS, Infojobs, Ola Internet, Ticketbis, Rappi, Aivo, entre otras.

¿Te resultó interesante la nota? No te olvides compartirla si crees que le puede ser de utilidad a alguien más!

Escribe una respuesta o comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.